Si tu conciencia ambiental hace que te preocupe cómo contribuir al ahorro energético en tu vida diaria, descubre cómo unos pequeños gestos pueden ayudar a ahorrar energía mientras trabajas. ¡Es bueno para el medio ambiente y también influye de manera positiva en el trabajo de las personas!

  • Configura en todos los ordenadores de la empresa el modo “Ahorro de energía”. Se estima que los ordenadores consumen hasta un 60% en electricidad.
  • Apaga fotocopiadoras o impresoras durante la noche y los fines de semana. Esta medida puede suponer hasta un 10% de ahorro.
  • Apaga el ordenador si no lo vas a utilizar en periodos de más de 1 hora. Para pausas menores, haz lo propio con la pantalla.
  • No enciendas las luces si no es imprescindible. Hazlo por zonas y aprovecha al máximo la luz natural. Cambia la orientación de tu puesto de trabajo si es necesario.
  • Aprovecha al máximo la ventilación natural. Abre la ventana en lugar de poner el aire acondicionado cuando la temperatura en el exterior sea agradable.
  • Procura no dejar puertas o ventanas abiertas, sobre todo cuando el aire acondicionado esté funcionando.
  • Acumula los trabajos de impresión y las fotocopias. Hazlo por las dos caras y utiliza las funciones de ahorro de tinta, en blanco y negro o en función de borrador.

Noticias recientes

Cancelación de citas Fomesalud