Una vez ocurre el nacimiento, el niño crece y desarrolla habilidades cada vez más complejas que le permiten interactuar con otras personas y su medio ambiente, que lo hacen autónomo e independiente. En el ser humano, este periodo resulta un tanto prolongado (niñez) para permitir su preparación suficiente, especialmente a nivel cerebral.

El desarrollo del niño puede verse afectado por problemas presentados durante la gestación por falta de una buena irrigación sanguínea, infecciones, poca alimentación o parto pretérmino.

Si realizamos estímulos en forma precoz podemos corregir deficiencias o potencializar las posibilidades físicas motrices gruesas y finas, cognitivas, del lenguaje o sociales en forma apropiada y de calidad, de tal forma que se logren resultados sorprendentes.

En este sentido, FOMESALUD estructuró un programa con la intervención de un equipo multidisciplinario, que brinda, no solamente estimulación al bebe, sino que contribuye a que sus padres lo realicen en forma adecuada.

Comparte este contenido en:
Cancelación de citas Fomesalud