Igualmente poseemos tinas termales que mediante agua a presión y burbujas obtenemos masajes y la relajación producida por el agua caliente.
Esta forma de hidroterapia también tiene enormes beneficios que ayudan a una recuperación más rápida y completa.

  • Alivio y relajación muscular. También atenúa el dolor de espalda, articulaciones.
  • Disminución del dolor general debido a la calidez y presión que ejerce los diferentes chorros de agua sobre las zonas del cuerpo.
  • Disminuye la inflamación, debido a la presión hidrostática.
  • Combate el insomnio y el estrés, ayuda efectivamente al sueño natural, relajando el cuerpo y descansando, permitiendo un sueño más profundo y reparador.
  • La acción del calor acompañado de un masaje con chorros de agua y aire ayuda al flujo sanguíneo a circular con más facilidad aliviando cefaleas tensionales, el dolor de las zonas del cuello, hombro, lumbares.
  • El calor húmedo asociado a la hidroterapia es a menudo beneficioso para aquellos que padecen enfermedades respiratorias como la bronquitis, congestiones, asma.
Comparte este contenido en:
Cancelación de citas Fomesalud